Publicado 2021-01-13

La digitalización también ha llegado a la compra de vehículos

 

La compra de un coche, debido a su alto grado de implicación, suele ir acompañada de un proceso de búsqueda de información relativamente largo y en el que lo digital cada vez tiene más importancia. Un camino que Adevinta analiza, como cada año, en el estudio Proceso de compra de un coche 2020

De media, en el pasado año, el tiempo empleado en el proceso de compra fue de 2,7 meses, ligeramente más largo que los 2,3 meses de 2019. Y durante ese tiempo, hasta el 75 % de los que compraron un vehículo buscaron información sobre el coche comprado a través de internet, una cifra once puntos más alta que en 2019. 

Pero no sólo eso se trata de la búsqueda de información o la comparación de modelos, sino que parte del propio proceso de compra se realizó, en mayor o menor medida, a través de canales online para seis de cada diez compradores. De hecho, hasta el 12 % de los que adquirieron un vehículo completaron el proceso 100% online. 

En este sentido, la publicidad en el medio digital es clave. Durante el último año, un 57 % de los compradores de coche fue impactado por publicidad en internet. Sin embargo, en 2019 esta cifra fue del 38 %. 

Pero, más allá de la publicidad o la búsqueda de información al uso, utilizar configuradores online de vehículos también ayuda a la hora de tomar decisiones. Por eso, la mitad de los compradores utilizó un configurador de coches en 2020. Un servicio que, además, tiene muy buena consideración: el nivel de satisfacción entre los que lo han usado se sitúa, de media, 7,7 puntos sobre 10. 

¿Cómo es la experiencia digital de los compradores de vehículos? 

Cuando los compradores y potenciales compradores de vehículos acceden a la web de un concesionario o una marca centran su atención en diferentes aspectos. De hecho, los que finalmente compraron un coche en 2020, lo que más se miraron fueron las fotos (29 %). Sin embargo, los que pretenden comprar un coche se centran más en las ofertas (33 %). 

Sin embargo, cuando se trata de páginas web especializadas, tanto para los que han comprado como para los que pretenden hacerlo, el contenido especializado y las pruebas en vídeo son las principales mejoras que incluirían. 

Como se ha dicho, la digitalización del proceso de compra de un coche ha llevado también a que haya un 12 % usuarios que ya completen la adquisición de manera totalmente online, aunque el potencial de este canal es mucho mayor: hasta un 30 % de los compradores y potenciales compradores se muestran dispuestos a hacerlo y otro 29 % tiene dudas al respecto. 

Los drivers de esta compra totalmente online para los que compraron un vehículo en 2020 son la comodidad (48 %), la pandemia (32 %) y la disponibilidad y rapidez a la hora de consultar precios y ofertas (32 %). 

Sin embargo, entre los que pretenden comprar, la situación sanitaria no tiene tanta importancia y, después de la comodidad (51 %), la disponibilidad y rapidez a la hora de consultar precios y oferta (37 %) y las ofertas (35 %) son los principales incentivos. 

Pese a esto, siguen existiendo algunas barreras del canal digital que hacen que los compradores se decanten por la compra en puntos de venta físicos. Concretamente, querer ver el vehículo físicamente y poder probarlo son las razones más relevantes para no finalizar la compra digitalmente. 

Pese a estas barreras, los datos del estudio Proceso de compra de un coche 2020 ponen de manifiesto el peso creciente de internet dentro de este proceso. Una importancia que, además, abarca todos los aspectos: búsqueda de información, publicidad e, incluso, la compra final. 

 

 

¿Conoces la newsletter mensual de publicidad y marketing digital de Adevinta? ¡Suscríbete aquí y no te pierdas las novedades del sector!